Hoy quiero hablarte sobre la fiebre, que no es otra cosa que una temperatura corporal mayor o igual a 38 grados centígrados, la cual sube gracias a la señal que recibió el centro de temperatura ubicado en el cerebro y así lograr destruir al intruso que entró a tu organismo, además funciona como señal para el sistema de defensas, más conocido como sistema inmune.